Naming: Qué es, tipos y ejemplos reales

Cabecera NAMING

Naming: Qué es, tipos y ejemplos reales

Seguro que has oído alguna vez hablar del naming y lo importante que es para una empresa pero ¿sabes realmente lo qué es?

“Lo que no se nombra, no existe”

Una frase que todavía resuena desde que el filósofo, crítico y teórico George Steiner la dijo por primera vez. Con ella, Steiner viene a decirnos lo importante que es ponerle nombre a aquello que queremos que exista. Es decir, a aquello que queremos que pueda ser diferenciado del resto de cosas.

Llevándolo al terreno empresarial, vamos a necesitar ponerle nombre a todo aquello por lo que queremos que nos diferencien y nos reconozcan, empezando por nuestra marca.

¿Sabes qué es el naming? Aquí te explico cómo aplicarlo en tu negocio. Clic para tuitear

1.        ¿Qué es el naming?

Es el proceso de creación y selección de un nombre para tu marca o para tus productos. Como todos los procesos, cuenta con una serie de pasos para asegurarte de que el nombre que elijas sea coherente con los valores y significados de tu marca.

Generalmente en las empresas aplicamos el naming a:

  • Marca.
  • Productos.
  • Servicios.

Aunque también se puede aplicar a cualquier proceso o atributo diferenciador que queramos estratégicamente que sea reconocido por los consumidores.

dónde aplicamos el naming

1.1.   Definición de naming

Si buscamos la definición de naming en la enciclopedia de la revista “Enterpreneur”, una de las revistas más conocidas a nivel mundial en el mundo del emprendimiento, encontramos lo siguiente:

“El acto de seleccionar una palabra o palabras por las que será conocido tu negocio”.

Por lo tanto, aunque para seleccionar el naming tenemos que servirnos de un proceso estratégico y creativo, realmente no es más (ni menos) que la mera selección del nombre de tu marca, producto o servicio por el que buscas que se le reconozca a tu empresa.

2.        Para qué sirve el naming

El naming tiene muchísima importancia, sobre todo cuando uno persigue una estrategia de diferenciación. Te ofrece ventajas muy potentes, como:

  • Posicionar: Crear una marca coherente que integre todos los elementos de tu empresa, tanto internos y externos, es un proceso complicado. Pero, sin duda, la parte más visible y que más debe representar a tu marca y todo lo que ella significa es el naming, ya que será gracias a ese nombre que podrás existir y posicionarte en la mente del consumidor para hacerle frente a la competencia.
  • Diferenciar: Un buen nombre puede generar una diferenciación directa si logra llamar la atención, captar la curiosidad y evocar ya de primeras lo que la marca representa.
  • Transmitir valores: Un naming puede y debe transmitir los valores que regirán tu marca y con los que, por lo tanto, deberás ser coherente en el resto de acciones y decisiones que tomes en la empresa.
  • Definir propuesta de valores: El naming también marca lo que el público espera de ti. Es decir, la propuesta de valor que esperan de tu marca.

A continuación, te pongo algunos ejemplos para que puedas entender cómo el naming te ayuda a posicionarte, diferenciarte, transmitir valores y marcar la propuesta que ofreces.

Para qué sirve el naming

3.        Tipos y ejemplos de naming

Existen principalmente 7 tipos generales de naming de los que puedes tomar referencia:

  • Descriptivo.
  • Acrónimo.
  • Abstracto.
  • Sugerente.
  • Neologismo.
  • Evocativo.
  • Asociativo.

Tipos de naming

3.1.   Nombre descriptivo

Es aquel que enuncia lo que la marca o producto es y hace. Por lo tanto, son efectivos para describir lo que hace la compañía. Facilita la identificación de la empresa y, por lo tanto, la elección por parte del consumidor al comprender qué le ofreces.

Eso sí, quiero destacar que el nombre descriptivo tiene una desventaja con la que no cuenta ningún tipo de nombre más, ser restrictivo.

Te lo explico con un ejemplo.

3.1.1.        Ejemplo de nombre descriptivo

Un ejemplo de nombre descriptivo es GasNatural.

Como vemos, podemos identificar fácilmente lo que nos ofrece a través de su nombre: gas natural.

Sin embargo, si ahora GasNatural quisiera expandir su línea de mercado a la distribución de butano, o meterse en el mercado de la energía solar, no podría hacerlo bajo ese nombre de marca, ya que resultaría realmente confuso para los consumidores.

Es a eso a lo que me refiero con que es restrictivo.

3.2.   Acrónimos y siglas

Son las iniciales o abreviaturas de nombres descriptivos, que suelen describir la razón de la existencia de la empresa.

De este modo, se utilizan las iniciales o abreviaturas de las palabras que conforman el nombre que queremos crear.

Generalmente detrás de las siglas o abreviaturas encontramos los nombres de los mismos fundadores.

Ejemplo:

HP (Iniciales de los apellidos Hewlett y Packard, fundadores de HP)

Lo bueno de estos nombres es que suelen ser cortos, fáciles de decir y de recordar.

Sin embargo, este tipo de nombres corporativos suelen evocar en la mente del consumidor las sensaciones de: típica empresa corporativa, fundacional y sin ninguna característica especial.

3.2.1.        Ejemplo de acrónimos y siglas

Un ejemplo curioso de nombre de siglas que nadie en España se imagina es IKEA.

IKEA son las siglas de Ingvar Kamprad Elmtaryd Agunnaryd.

  • IK: Ingvar Kamprad: el fundador de Ikea.
  • E: Elmtaryd: el nombre de la granja en Suecia donde se crió.
  • A: Agunnaryd: el nombre del pueblo donde está la granja.

Ingvay no eligió el nombre de su pueblo porque lo añorara, sino porque su actividad empresarial se inició cuando vivía en su granja, en su pueblo, donde empezó vendiendo cerillas. Y es desde entonces que arrastra el nombre de IKEA.

Otros ejemplos de marcas con acrónimos o siglas son H&M, M&M´s y LEGO.

Podemos ver aquí claramente, que estas empresas han trabajado tan bien su marca que cuando vemos, por ejemplo, el nombre de M&M´s, ya no pensamos que detrás de esas dos letras están los nombres de sus fundadores, sino que nos evoca todo un mundo de sensaciones y emociones únicas.

Sin embargo, esto no pasa con las empresas pequeñas que no tienen el presupuesto para trabajar su marca.

Por ejemplo, si una empresa nueva se llamara P&L, no evocaría nada especial en el consumidor, lo cual es una oportunidad perdida de diferenciarse para una empresa pequeña.

Por lo tanto, elegir nombres de acrónimos o siglas puede suponer un problema para empresas pequeñas que se inicien, ya que no tienen los medios para generar a corto o medio plazo una marca potente alrededor de su naming que las diferencie.

3.3.   Nombres abstractos

Son palabras inventadas o colocadas en un contexto distinto, que hace que la mente no relacione el nombre con ningún significado.

Como son nombres totalmente abstractos (no viene nada a la mente del consumidor cuando piensa en él) esto se convierte en una oportunidad para la empresa de llenar “una hoja en blanco” en la mente del consumidor.

La parte buena es la unicidad y la gran diferenciación que representa, además de la oportunidad de crear todas las sensaciones vinculadas a la marca desde cero.

La parte mala es que un nombre que no te recuerda a nada es difícil de recordar y, por lo tanto, se necesita un buen trabajo de marca para definir las emociones que quieres que el público sienta al leerte.

3.3.1.        Ejemplo de nombre abstracto

Si lees por primera vez el nombre abstracto de “sactoja” seguramente mañana cuando vayas a intentar recordarlo no puedas hacerlo. (A no ser que casualmente conozcas a través de otros idiomas palabras parecidas y le puedas dar un sentido, es decir, un significado en tu mente).

Ahí podemos ver la desventaja que otorga este tipo de nombres.

Esto es algo que no pasa con otro tipo de namings como “Naturvida”, que puedes recordarlo ya que tu mente lo ha asociado con conceptos que ya existen y que le dan sentido al nombre para ser recordado.

Sin embargo, invirtiendo un importante presupuesto en marketing podemos conseguir darle el significado que queramos a un nombre abstracto para que evoque algo en el consumidor y pueda ser recordado, tal y como ha hecho la marca Rolex.

3.4.   Sugerentes

Se construye alrededor de la experiencia que ofrece la marca. La dificultad de este estilo es que se debe tener un entendimiento profundo de lo que la marca representa.

Estos nombres son muy útiles a la hora de posicionarse, ya que el mercado puede ya crearse unas expectativas de lo que puede ofrecer la empresa y, de este modo, se consigue a través de esta expectación que tu marca sea recordada.

Es muy importante que se tenga gran conocimiento de la marca antes de elegir el nombre, porque podemos generar una decepción en el consumidor ya de inicio si luego no nos correspondemos con las expectativas creadas.

3.4.1.        Ejemplo de nombre sugerente.

Un ejemplo de este tipo de nombres es Lexus. Aunque en España puede no sugerirnos nada, a las personas de habla inglesa les evoca lujo.

Otro ejemplo sería la marca SpaceX, algo que definitivamente nos sugiere que la empresa va a hacer algo relacionado con el espacio y que va a ser rompedor y alucinante.

3.5.   Neologismos

Se trata de crear un nombre nuevo a partir de términos ya existentes; podemos fusionar dos o más palabras para crearlo.

Es importante no utilizar neologismos porque sí, sin una estrategia de fondo.

La idea es que, si creas un neologismo como marca, el concepto que generan esas palabras debe ser descriptivo y a la vez novedoso.

Es decir, que genere un concepto (una idea) que hasta ahora no se haya utilizado y haga que en la mente del consumidor se genere una idea clara de qué esperar de la marca.

Por lo tanto, el neologismo utilizado estratégicamente puede diferenciar tu empresa y llamar la atención desde el inicio.

3.5.1.        Ejemplo de neologismo

Un ejemplo de esto sería la empresa proveedora de luz Naturgy, que en su nombre ya te da a entender que va a ser energía natural.

A priori este es un concepto nuevo en la mente del consumidor ya que hasta ahora la energía no existía en su mente asociada con lo natural.

Otro ejemplo sería Netflix, que en inglés Net es la abreviatura de internet y flix de “flicks” que es sinónimo de películas.

Un concepto de marca que tampoco existía hasta el momento y que también resulta rompedor, ya que te está relacionando ver películas e internet, es decir, ver películas online. Algo que ninguna marca ofrecía hasta ese momento, ya que solo podías ver películas online a través de páginas webs de dudosa legalidad.

3.6.   Evocativo

Se trata de conseguir seducir, insinuar o hacer imaginar algo en la mente del consumidor.

Este tipo de nombres suelen tener connotaciones llamativas que te evocan, te sugieren o te insinúan algo.

Este tipo de nombres son más fáciles de crear en el habla inglesa debido al gran juego que siempre dan sus palabras para poder convertirse en verbos o acciones.

3.6.1.        Ejemplo de naming evocativo

Podemos encontrar muchos ejemplos en el terreno del habla inglesa, como es:

Cabify: cab significa taxi, y el sufijo –ify, representa algo así como “convertirse en”. Por lo tanto, en la mente del consumidor evoca que algo se va a convertir en su taxi.

Realmente los ejemplos de Naturgy y Netflix que he puesto antes, aunque son neologismos, también entran dentro de esta categoría al ser evocativos.

Sin embargo, aunque un neologismo puede ser evocativo, no todos los neologismos lo son por definición.

Pero en mi opinión siempre se debería trabajar para que sea evocativo.

3.7.   Asociativo

Este tipo de naming trata de coger un concepto que la marca represente y que le de fuerza y convertirlo en el nombre de la marca.

Y que, por consiguiente, el consumidor asocie luego tu producto a ese concepto que has elegido que le de fuerza a la marca.

Te pongo varios ejemplos para entenderlo mejor.

3.7.1.        Ejemplo de naming asociativo

En Valencia existe la marca de cerveza Turia.

El jardín del Turia es un jardín enorme que atraviesa toda Valencia y la identifica como ciudad. Un jardín muy aclamado por el que los valencianos se sienten orgullosos.

De esta forma, esta marca de cerveza quiere que la asocien los valencianos con algo “suyo”. Esta es nuestra cerveza, y estamos orgullosos de ella.

También podemos ver un nombre asociativo en la marca de cerveza Dorada, que evoca exactamente lo que la marca quiere que asocies a su cerveza, el color dorado que la representa.

4.        Conclusiones

Elegir bien el nombre de tu empresa es fundamental para generar una conexión mental con el consumidor y poder posicionarte como una opción frente a la competencia.

Sin embargo, será el tipo de estrategia que lleve a cabo la empresa la que marque la importancia real que tendrá el naming para la misma.

De esta forma, una empresa que se dedique a fabricar artículos baratos y que su fuerte diferenciador se encuentre en sus precios, no necesitará una marca emocional que lo represente.

Y, por lo tanto, el nombre de marca no será un punto clave en su estrategia.

Sin embargo, si llevas a cabo una estrategia de diferenciación y vendes productos o servicios que requieren que el consumidor se identifique con ellos y se sienta orgulloso de pertenecer a esa marca, el naming cobrará muchísima importancia.

La gran importancia del naming en una estrategia de diferenciación se debe a que un cliente fidelizado siente que la marca le representa, y si él no está orgulloso del nombre porque siente que no representa su experiencia como consumidor, eso supondrá una barrera en su conexión emocional y fidelización con el producto o servicio.

¡¡Muchas gracias por dedicar tu tiempo a leerme!!

Por favor, déjame un comentario diciéndome qué te ha parecido este artículo, si te ha gustado y sobre qué te gustaría leer la próxima semana.

No olvides compartirme en redes. ¡Gracias!

Ana Trenza
trenza@anatrenza.com

Soy Ana Trenza, directora financiera estratégica externa. Ayudo a empresarios y emprendedores de éxito a crecer de forma continuada y constante con ESTRATEGIA FINANCIERA

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MISX FINANZAS, S.L. es la responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de moderar y publicar los
comentarios que realices en el blog sobre la base jurídica del interés legítimo para atender tu solicitud de publicación y
avisarte de las respuestas recibidas. En ningún caso publicaremos tu correo electrónico, pero sí tu nombre con tu
comentario.
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos. Más
información en nuestra Política de Privacidad

4 Comentarios en Naming: Qué es, tipos y ejemplos reales

  • Erika

    Escrito el 15 de junio de 2022 a las 19:05h Responder

    Muy buenos dias
    necesito crear una marca que no este registrada superintendencia industrial y comercio

  • Ángela Magaz

    Escrito el 17 de agosto de 2023 a las 08:46h Responder

    Muchísimas gracias por este artículo sobre naiming y todos los artículos que tienes en este blog. Claros y muy útiles

  • Alonso Ramos

    Escrito el 29 de septiembre de 2023 a las 23:24h Responder

    Gracias por tan valiosa información!

  • César Raúl Verástegui Paredes

    Escrito el 06 de octubre de 2023 a las 06:47h Responder

    Interesante, didáctico y actual el solvente comentario de Ana Trenza. Gracias por tan generoso aporte.

error: El contenido está protegido

Pin It on Pinterest

Share This