Acuerdos de Basilea

Los acuerdos de Basilea son el conjunto de recomendaciones y regulación bancaria para un mejor funcionamiento y control del sector bancario.

«Son planes de regulación bancaria publicados y emitidos por el Comité de Basilea cuyo objetivo es fortalecer la regulación y supervisión bancaria.»

Los acuerdos de Basilea son emitidos por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea. Actualmente está compuesto por representantes de los bancos centrales de:

  • Bélgica
  • Canadá
  • Francia
  • Alemania
  • Italia
  • Japón
  • Luxemburgo
  • Países Bajos
  • España
  • Suecia
  • Suiza
  • Reino Unido
  • Estados Unidos

El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea no tiene formalmente autoridad supervisora en el ámbito supranacional, por lo que sus conclusiones no tienen fuerza legal.

El objetivo del Comité es elaborar recomendaciones y directrices que, aun no siendo jurídicamente vinculantes, las autoridades de supervisión llevan a la práctica en su ámbito nacional, creando así una convergencia internacional sin necesidad de armonizaciones detalladas. En 1988 el Comité aprobó el denominado Acuerdo de Capital de Basilea, que introducía unas exigencias mínimas de recursos propios del 8% en función de los riesgos asumidos, principalmente de crédito.

El Acuerdo fue adoptado no sólo por los países integrantes del Comité sino por prácticamente todos aquellos que tienen un sector bancario activo a nivel internacional.

Temas principalmente tratados:

  • Principios de la actividad transfronteriza y cooperación entre supervisores
  • Adecuación del capital
  • Principios básicos
  • Gestión de riesgos

 

Las principales características de los acuerdos son:

  1. Basilea I: Publica recomendaciones con un objetivo primordial, fijar un límite para el valor de los créditos que puede conceder una entidad bancaria en función de su capital. Con estas recomendaciones se limitó la capacidad de apalancamiento de las entidades bancarias en 12,5 veces el valor de los recursos propios de la entidad.
  2. Basilea II: Intenta superar la limitación de Basilea I, fundamentalmente, considerar que todos los créditos tenían la misma probabilidad de incumplir. Los tres pilares de Basilea II.
    • Pilar I: Los requisitos mínimos de capital.
    • Pilar II: el proceso de supervisión de la gestión de los fondos propios
    • Pilar III: la disciplina de mercado.

Comparte Acuerdos de Basilea en tus Redes Sociales

También te puede interesar...

Asesora en Dirección Financiera, Estratégica y Marketing Digital a empresas. Me encanta mi trabajo, todos los días aprendo algo nuevo!

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE ANA TRENZA

Ana Trenza solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

No hay Comentarios en Acuerdos de Basilea

Pin It on Pinterest