Cómo crear un naming exitoso + análisis de ejemplos de Apple y Nike

Imagen cabecera naming

Cómo crear un naming exitoso + análisis de ejemplos de Apple y Nike

Cómo pudes crear un naming exitoso. ¡Aquí te cuento cómo! Share on X

Empecemos por el principio (jajajaja):

“El naming es el nombre de tu marca y su proceso de selección.”

Elegir el naming de la marca es el último paso al crear una marca.

Sin embargo, la mayoría de emprendedores lo hacen lo primero.

Es un gran error elegir el naming de tu marca sin un análisis previo de cuáles son los valores de su marca, la personalidad o sus territorios como marca.

Elegir un naming solo porque te gusta es como decidir comprarte una máquina de coser solo porque te gusta el color.

La función del naming va mucho más allá que sea bonito o atractivo, por lo que necesita un estudio previo para elegirlo.

A continuación, te cuento los pasos que debes dar para crear correctamente tu naming.

1.         ¿Qué es el naming?

El naming de una marca es el camino que recorres para elegir el nombre de tu marca, una decisión estratégica importante, pues es la puerta de entrada hacia todo lo que la marca representa en tu empresa.

Por lo tanto, si la marca representa un mundo, por ejemplo, de ambición y energía, el nombre deberá ser la fuerza principal que represente esos dos atributos a la perfección.

En el último apartado de este post te he dejado unos ejemplos de cómo el naming representa la fuerza y valor principal de una marca.

1.1.    Definición de naming

El naming es el proceso de creación y selección de un nombre para tu marca, producto o servicio.

Este proceso de creación cuenta con unos pasos establecidos para poder seleccionar tu naming y asegurarte de que es un buen naming para tu empresa.

2.         Características de un buen naming

Elegir un buen naming es un proceso complicado, que generalmente te puede llevar bastante tiempo.

Pero es necesario dedicarle todo este tiempo, ya que el nombre puede conseguir limitar muchísimo el alcance de tu marca y la fidelización del consumidor si no se elige bien.

Las características principales de un buen naming son:

  • Impacto
  • Breve y conciso
  • Fácil pronunciación y escritura
  • Valor de marca
  • Sonoro
  • Fácil de recordar
  • Innovador
Características de un buen naming

2.1. Impacto

A no ser que tengas un gran presupuesto para invertir en marca, es recomendable que tu naming genere ya por sí mismo una diferenciación, es decir, que genere un impacto en la mente del consumidor.
Por ejemplo, el naming J&S, no genera ningún impacto.
Sin embargo, el nombre “New Rock” sí que genera una diferenciación e impacto desde el minuto uno.

Puede que no sepas qué marca hay detrás de ese nombre, pero seguramente ya te habrás creado una idea de qué valores y sensaciones transmitirá.

2.3. Breve y conciso

El nombre de marca debe ser breve y conciso, porque el lenguaje y el uso de él es económico (es decir, que tiende a intentar utilizar menos palabras para decir lo mismo).

Si creamos marcas largas, nadie las nombrará, pudiendo ser que cada uno lo abrevie a su manera o simplemente no sea nombrada.

2.3. Fácil pronunciación y escritura

Debe ser fácil de pronunciar y de escribir, ya que será la única forma de conseguir que las personas puedan hablar de ella sin que nuestra marca les ponga impedimentos. La misión de cualquier empresa es facilitar la vida al consumidor, y en eso entra también el crear nombres fáciles.

2.4. Valor de la marca

Tu naming debe representar los valores de tu marca y evocar en la mente del consumidor una idea de los valores que luego se encontrará en nuestra marca.

Siguiendo con el ejemplo anterior, si tu naming de marca es New Rock, ya te esperas algo rompedor. No puedes luego encontrar una marca tradicional, de colores suaves y mensajes tranquilos.

2.5. Sonoro

La fonética de la marca siempre dependerá de la personalidad de la marca y lo que quiera representar. Si nuestra marca quiere expresar paz y serenidad, por ejemplo, puedes utilizar sonidos suaves, pero jamás sonidos fuertes como la “j” o la “doble r”.

2.6. Fácil de recordar

Una marca debe ser fácil de recordar, y para que una marca sea fácil de recordar debemos asegurarnos de que el consumidor asocie algún significado a nuestro nombre de marca.

2.7. Innovador

No es lo mismo que Apple se llame Apple cuando no hay ninguna otra empresa de tecnología llamada así, que si todas las empresas tecnológicas tuvieran nombres de frutas.

3.         Cómo crear un naming exitoso

Crear un naming para la marca de una empresa es mucho más elaborado que crearlo para cualquier otra tarea.

El naming de una marca es el concepto que sintetiza todo lo que una marca representa para una audiencia elegida. Por lo tanto, no tiene sentido crear un naming sin haber analizado y definido previamente tu marca y tu audiencia.

3.1.    6 pasos para crear un naming

Estos son los 6 pasos de debes seguir para crear el naming de tu marca:

  1. Territorio de marca
  2. Público objetivo
  3. Competencia
  4. Propuesta de valor
  5. Brainstorming
  6. Elegir
Pasos para crear un naming

3.1.1.        Territorio de marca

Tu empresa debe tener definidos cuál es tu misión, visión y valores antes de tomar cualquier decisión o acción. A partir de ellos, podrás definir el territorio de marca para comprender dentro de qué límites se puede mover el naming y qué puntos clave debe transmitir el nombre de marca.

3.1.2.        Público objetivo

Debes conocer a tu cliente más allá de los datos demográficos. Debes conocer su visión, sus preocupaciones, sus deseos, sus rutinas, su día a día.

En definitiva, debes tener definido a tu cliente ideal.

Esta tarea es más compleja de lo que parece, por ello te recomiendo que le eches un vistazo al post “cómo crear tu cliente ideal”.

3.1.3.        Competencia

Haz un análisis de la competencia. Estudia qué ofrece, qué namings utilizan, qué territorios de marca ocupan, etc.

3.1.4.        Propuesta de valor

Ahora que tienes claro tu valor como marca y tienes claro lo que el cliente valora o necesita en su vida, es el momento de tender un puente entre lo que tú eres y lo que tu cliente necesita.

Es desde ese punto desde el que nace tu propuesta de valor como marca, o como producto.

Por lo tanto, deja definido qué eres y qué ofreces como marca.

3.1.5.        Brainstorming

Toda idea es buena. Este paso consta simplemente de que apuntes todos los nombres que se te ocurran, sin descartar ninguno.

Cuanto más dejes volar tu imaginación y menos te juzgues y te frenes mejor.

3.1.6.        Elegir

A la hora de elegir el naming de entre todos los que has escrito, recuerda hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo suena? ¿Es agradable al oído?
  • ¿Tiene asociaciones negativas?
  • ¿Es fácil de pronunciar?
  • ¿Describe tu marca? ¿Se ajusta a su personalidad?
  • ¿Se relaciona con la audiencia?
  • ¿Es memorable?
  • ¿Tiene sentido conceptual?
  • ¿Cómo se destaca frente a la competencia?


Ahora es el momento de elegir el naming que mejores respuestas te haya dado al hacerte estas preguntas.

4.         Ejemplos de namings exitosos: Apple y Nike

A continuación, voy a analizar el proceso de creación y selección de dos namings muy exitosos, Nike y Apple.

4.1.    El naming de Nike

Nike es el ejemplo de cómo trabajar el branding desde el principio te puede llevar de ser una marca de zapatillas más, a competir con la que en ese momento era La marca de zapatillas en el mercado: la marca Adidas.

¿Por qué Nike eligió este nombre?

La propuesta de valor de Nike es el empoderamiento personal.
Retarte a ti mismo para luchar contra tus propios límites.

Nike te motiva y te empodera.

Y todos los colores, slogans y campañas transmiten siempre este valor de fondo.

Y eso incluye el naming de Nike, que tiene un significado que va completamente en línea con la propuesta de valor de la marca.

¿Qué significa Nike?

El nombre de Nike lo eligieron por ser el nombre de la diosa griega de la victoria, símbolo del triunfo en la mitología griega.

La marca Nike habla de triunfar. Superarse a uno mismo.
Por lo que elegir a Nike (símbolo de triunfo) como naming de la marca no ha podido ser un paso más acertado.

De hecho, Nike fue un paso más allá, y decidió que incluso el logotipo de la marca fuera la representación del ala de la diosa Nike.

4.2.    El naming de Apple

Elegir el nombre de Apple no fue un proceso fácil.

Apple no fue el resultado de un proceso de selección, sino que fue un nombre que se les vino a la cabeza, y que entre risas decidieron no descartarlo como opción.

Sin embargo, no se lo tomaron en serio.

Les costaba ver que algo tan simple como la palabra manzana pudiera ser el nombre de una marca tecnológica como la suya.

Así que siguieron buscando otros nombres “más típicos” de empresa de tecnología revolucionaria, como Executex o Matrix Electronics.

Pero ninguno de estos nombres les convencía.

Tenían claro cuáles eran los valores de su marca y lo que querían transmitir:

  • Una marca divertida y animada pero también sofisticada.
  • Una marca rompedora pero no intimidatoria.

Y los nombres de empresa tecnológica que se les ocurría no cuadraban con lo que querían crear.

Y así es como, después de intentar de mil maneras encontrar nombres para su marca, se dieron cuenta de que aquel nombre que entre risas se les ocurrió un día, era exactamente el nombre perfecto para su marca.

Apple.

A diferencia de Nike, el nombre de Apple no lo eligieron ellos de forma consciente, sino más bien vino a su cabeza dejando volar su imaginación, abiertos a aceptar como posibilidad cualquier “chorrada”.

Y fíjate dónde les ha llevado.

5.         Conclusiones

El naming es una pieza clave a la hora de poder establecer, diferenciar, transmitir y expandir tu marca. El naming puede definir el éxito de una marca.

¿Te imaginas que Apple se llamara Executex?

Solo al cambiarle el naming a Executex, ya te viene a la mente un mundo de experiencias y sensaciones diferentes. Si Apple se llamara Executex, ya la sentirías como una marca completamente diferente. ¿Me equivoco?

Las experiencias y emociones que ha creado Apple, la fidelización del consumidor, la audiencia a la que llega, los valores que representa…

Todo esto ya dejaría de tener sentido. Porque Executex no transmite nada de eso.

El naming es la puerta de entrada a la mente del consumidor, y tu marca no enamorará y captará a tu cliente si cada símbolo, palabra y color que la representa tiene sentido y fortalece una y otra vez el mismo mensaje.

No subestimes la elección del naming y dedícale el tiempo que te haga falta: unos días, una semana, dos semanas..

Y recuerda que el primer paso para crear el naming es estudiar y definir a tu marca, a tu audiencia y a tu competencia.

¡¡Muchas gracias por dedicar tu tiempo a leerme!!

Por favor, déjame un comentario diciéndome qué te ha parecido este artículo, si te ha gustado y sobre qué te gustaría leer la próxima semana.

No olvides compartirme en redes. ¡Gracias!

Ana Trenza
trenza@anatrenza.com

Soy Ana Trenza, directora financiera estratégica externa. Ayudo a empresarios y emprendedores de éxito a crecer de forma continuada y constante con ESTRATEGIA FINANCIERA

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MISX FINANZAS, S.L. es la responsable del tratamiento de tus datos con la finalidad de moderar y publicar los
comentarios que realices en el blog sobre la base jurídica del interés legítimo para atender tu solicitud de publicación y
avisarte de las respuestas recibidas. En ningún caso publicaremos tu correo electrónico, pero sí tu nombre con tu
comentario.
Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos. Más
información en nuestra Política de Privacidad

No hay Comentarios en Cómo crear un naming exitoso + análisis de ejemplos de Apple y Nike

error: El contenido está protegido

Pin It on Pinterest

Share This